miércoles, 5 de noviembre de 2008

NARANJAS





acuarelas sobre papel, 13x25 cm. cada una

3 comentarios:

P. dijo...

Me miras. Sale el sol y me miras con...ese descaro...Yo me intento esconder tras las hojas, pero tú alargas la mano, posas tus dedos sobre mi piel y la acaricias, te acercas para sentir mi aroma y entonces creo que caeré rendida...Veo en tus ojos que quieres llevarme contigo, de la mano, y lo haces, y yo por fín me dejo llevar, y me doy cuenta del sentido de mi existencia, y me despojo de mi ropa, de mi piel y me muestro desnuda, y yo me alegro de haber sentido la delicia de la espera, de la conquista...No ha durado unos segundos, no, ha sido un largo tiempo en el que no sabías si preferías pintarme...o comerme. Y has querido hacer las dos cosas...

Un abrazo.
Penélope.

P. dijo...

Dicen, dicen que a veces mis miradas son muy reales, que se paran en los pequeños detalles y no me dejan ver...más allá.
Sin embargo otras veces son muy fantásticas...¿no crees?
Lo que ocurre es que...no siempre se quiere que muchos ojos vean lo más íntimo, a veces se prefiere vagar por otros rincones, de incógnito, dejar algo al misterio...
Penélope.

José Ato Saorin dijo...

Gracias Penélope por tu prosa-poética.