lunes, 31 de agosto de 2020

LIMONES

"LIMONES"

acuarela sobre papel Arches 300 gr.

28x19 cm. 







sábado, 8 de agosto de 2020

SEGÓBRIGA

Hace unos años visité las ruinas de Segóbriga, la ciudad romana que dio origen a la actual Segovia. Todas las acuarelas miden 14x19 cm.











jueves, 7 de mayo de 2020

CUADERNO FUNDACIÓN RODRIGUEZ ACOSTA

Hace unos meses compré un cuaderno de papel de acuarela de 42x30 cm. la semana pasada lo recorté a la medida de 30x30 cm. y sobre él he pintado 23 acuarelas, con el único tema de la Fundación Rodriguez Acosta.
























miércoles, 22 de abril de 2020

ITALO CALVINO Y PEDRO CANO



Italo Calvino y Pedro Cano se conocieron una tarde de marzo de 1984, con motivo de una exposición que el pintor estaba realizando en la Galleria Giulia, de Roma. Los dos artistas y la mujer de Italo Calvino, Chichita Calvino, estuvieron hablando un buen rato y Pedro le preguntó al escritor por el motivo de su visita, Italo Calvino le respondió que le había llamado la atención los espárragos y los hinojos que ilustraban el cartel de la exposición.



Poco tiempo después de aquel encuentro, en septiembre de 1985, Italo Calvino murió. A finales de 1989, Pedro estaba realizando otra exposición en Roma, cuando apareció otra vez por la galería Chichita Calvino, y esta vez acompañada de Aurora Bernández, la mujer de Julio Cortázar. En aquel nuevo encuentro, Chichita Calvino le regaló a Pedro Cano, un ejemplar de la primera edición del libro “Las ciudades invisibles” diciéndole que extrajera de aquel libro material para su trabajo.



Según confiesa el propio Pedro Cano, aquel libro lo acompañó durante varios años en sus viajes, y de vez en cuando, anotaba en sus páginas alguna idea que le surgía relacionada con las ciudades del libro.

Al cabo de un tiempo, Pedro Cano pintó 55 acuarelas, en papel hecho a mano. Y con ese trabajo realizó varias exposiciones en diferentes ciudades de Roma y España. Dejando para siempre unido la literatura y la pintura en uno de los trabajos más exquisitos del arte, trabajo que puede verse integro, en la Fundación Pedro Cano, situada en Blanca, su ciudad natal, en pleno Valle de Ricote, en Murcia.


domingo, 19 de abril de 2020

CLAUDE MONET / PINTOR DE LUZ

Claude Monet fue un pintor luminoso, que le gustaba pintar la luz, y por eso pintaba muchas veces la misma fachada de la catedral de Ruan, y desde el mismo punto de vista, porque Monet no estaba pintando la fachada, sino la luz que tropezaba y resbalaba por las filigranas de la piedra.




Monet eligió deliberadamente pintar un objeto banal, los almiares de paja del campo, porque él quería pintar la luz de la mañana, de la tarde, del invierno, del mediodía, no le interesaba pintar los almiares, quería pintar la luz que se posaba sobre ellos.



Cuando viajó a Londres, no pintó una postal del parlamento de Londres, pintó muchas veces la bruma de la mañana, la luz suave de la tarde, del mediodía, con nubes, sin nubes…pintó la luz de Londres, no el parlamento de Londres.



Al final de su vida, cuando la vista le fallaba mucho, Monet pintó la luz del agua que trascurría por su jardín, los reflejos que producían en el agua las sombras de los árboles, el brillo del puente japonés, la luz del amanecer, del atardecer… siempre la luz. Para Monet, los objetos eran simplemente el lugar dónde descansaba la luz.