jueves, 17 de septiembre de 2009

LA HUELLA DEL TIEMPO


acuarela sobre papel

Muchas veces el paso del tiempo convierte un objeto normal y corriente en algo valioso, simplemente porque ha dejado impresa su huella en él. Solo es cuestión de saber mirar...

7 comentarios:

Mª José Barrera Garrido dijo...

De saber mirar y de saber transformarlo en arte.

Me gusta el tema y el tratmiento que le das.
Recuerdo cunado vi en El Puerto de santa María, un montón de acuarelas tuyas que lo llenaba todo, mis ojos se fijarón en unos candados y cerrojos, que me llamaron especialmente la atención entre tanta acuarela buena. Estas que nos muestras hoy me han recordado a esas que ví entonces.

Un abrazo: Mª José

José Ato Saorin dijo...

Hola María José, fue una temporada que pinté unas veinticinco acuarelas de objetos oxidados que me llamaron la atención, candados, manivelas, picaportes, cerrojos, aldabas, etc. Cosas para ocupar el tiempo, sin mayor importancia.

Un abrazo.

vanina dijo...

Buen tema, hermosa acuarela y bellas palabras! Admiro el manejo del color que tienes dan calidad y armonia,
Saludos
Vanina

José Ato Saorin dijo...

Hola Vanina, eres muy amable. Me acuerdo ahora de una hermosa poesia que Don Antonio Machado le escribió a un Olmo seco y vencido por el tiempo. Supongo que fue una hermosa lección la que nos dió Antonio Machado fijando su atención en algo tan humilde como un tronco seco y en su mitad podrido ¿no?

Un beso.

joshemari dijo...

Y tu has dejado esa huella en el papel...!
Muy logrado!
Saludos, joshemari

José Ato Saorin dijo...

Gracias Joshemari por tu visita.
Un abrazo.

Rosa Cáceres dijo...

A los ojos del artista todo es materia de belleza. Una llave, un cerrojo...son excelentes motivos.